Jardinería

Jardín en la oficina – 15 beneficios

Pasamos un tercio del día en nuestros espacios de trabajo, esto representa un aproximado de 1952 horas al año. ¿es bastante, cierto?, y todos queremos que ese lugar de trabajo en el que vamos a pasar tantas horas diarias sea agradable y nos inspire a trabajar mejor. En esta ocasión, queremos compartir contigo los maravillosos beneficios que traen tener un jardín en la oficina.

Seguramente sabes que las empresas generan un gran impacto en su entorno, a nivel económico, social y ambiental. Este impacto puede ser negativo o positivo en función de su nivel de responsabilidad ambiental. Una empresa socialmente responsable es una entidad ética, comprometida y sostenible, pues genera una huella positiva a nivel social, medioambiental y económico en la comunidad.

Esto se da cuando la empresa se preocupa por los procesos de aprovechamiento de todos los recursos empresariales, buscando siempre el buen uso de estos y fomentando en sus trabajadores un consumo responsable de recursos.

Pero una de las maneras más hermosas de lograrlo al interior de la empresa es cuando se implementan diferentes tipos de jardines o un jardín en la oficina que evoca al cuidado del medio ambiente, sea un jardín vertical, una azotea verde, espacios de esparcimiento con zonas verdes, jardines con sistema de riego, jardines de interiores o incluso una serie de macetas con plantas de jardín pensadas para el lugar.

Este tipo de estrategias medioambientales las inculcan empresas que ponen especial atención en sus empleados, para generar un espacio ameno de trabajo, lo que trae una serie de beneficios maravillosos que en Monteverde te vamos a compartir.

Beneficios de tener un jardín en la oficina

1. Concentración y memoria

Los jardines empresariales mejoran sustancialmente la concentración y la memoria, ya que estar cerca de las plantas ayuda a las personas a concentrarse mejor. Estudios demuestran que las tareas que se realizan bajo la influencia tranquilizadora de la naturaleza se realizan mejor y con mayor precisión, obteniendo resultados de alta calidad en las tareas diarias.

2. Estabilidad

Ofrecen un valor medioambiental que hará sentir orgullosos a sus trabajadores, lo que siempre verán como un plus a todos los beneficios que tienen laborando para su empresa. Es muy importante entender que cuando su equipo de trabajo encuentra puntos positivos en la empresa, será estable, feliz y traerá mejores resultados laborales.

3. Mejora las relaciones

La influencia tranquilizadora de los espacios naturales conduce a mejorar los ambientes de trabajo y la convivencia, ya que evocan a la calma y el buen ser. Las investigaciones muestran que las personas que pasan mucho tiempo alrededor de las plantas, tienden a tener mejores relaciones con los demás, esto se debe al aumento de los sentimientos de compasión.

4. Respuesta cognitiva

El efecto de tener un jardín en la oficina o estar cerca de la naturaleza estimula enormemente los sentidos y la mente, lo que conlleva a una mejor respuesta cognitiva y de rendimiento intelectual.

5. Felicidad y energía positiva

Las flores y plantas ornamentales generan felicidad y aumentan los niveles de energía positiva, lo que mejora en gran medida el estado de ánimo, ayudando a las personas a sentirse seguras, relajadas y reduciendo la probabilidad de sufrir depresión relacionada con el estrés.

6. Salud y recreación

El acceso a zonas verdes está positivamente relacionado con la búsqueda de actividad física, logrando motivar a los trabajadores a mantener un estilo de vida deportivo y saludable, mejorando su estado de ánimo y contribuyendo a la salud en general.

7. Capacidad de aprendizaje

Investigaciones muestran que las personas que pasan más tiempo cerca de las plantas tienen mejor capacidad para el aprendizaje. Sumado a esto, rodearse de ambientes naturales ayuda al déficit de atención, pues esto disminuye la incapacidad para concentrarse.

8. Oxigenan el ambiente

Las plantas realizan un proceso natural para filtrar sustancias contaminantes, la fotosíntesis purifica y revitaliza el aire, mejorando las condiciones del espacio donde se encuentran.

9. Reducen el ruido

Los jardines corporativos actúan como una barrera acústica que puede llegar a reducir el ruido hasta 4 decibeles en espacios cerrados, especialmente el jardin vertical, ya que se construyen como si fueran un muro. Este tipo de jardines son recomendables en oficinas o empresas que tienen altos niveles de ruido por su producción o que están ubicados en el centro de las ciudades grandes.

10. Mejoran la temperatura

Cuando adaptas diferentes jardines corporativos y plantas en un espacio de trabajo con muchas personas o donde las temperaturas son muy inestables, puedes sentir un ambiente mucho más fresco y regulado.

11. Ayudan a la salud mental

Estudios demuestran que las personas que pasan más tiempo con elementos naturales tienen mejor salud mental y apariencia. Por eso tener un jardín en la oficina te ayudará con esas problemáticas.

12. Efecto de actualización

A medida que algunas partes de la comunidad comiencen a mejorar sus espacios verdes, otras empresas se verán obligadas a seguir siendo competitivas y a embellecer para favorecer su área también.

13. Conciencia colectiva

Cuando se trabaja en un ambiente verde y natural, se comienza a generar un pensamiento colectivo consciente en el grupo de trabajadores Generando además una conciencia dentro de las empresas que le apuntan al cambio y el progreso.

14. Paisaje

Trabajar en un espacio donde hay plantas hace que haya una carga visual menos estresante, pues las plantas al ser reconocidas por nuestro cerebro como algo que normalmente está en el exterior, hace una relación interior-exterior en donde dejamos de producir la hormona del estrés.

15. Creatividad

Las flores y plantas activan el lado derecha del cerebro, por lo que todas las personas que trabajan expuestas a estos hermosos seres vivos, aumentan su creatividad y generar ideas únicas para sus empresas.

Pero el tema ambiental no para allí, la sostenibilidad debe ser llevada a la gestión y creando un vínculo con la comunidad y el ambiente, desde el buen desarrollo económico, pero con el plus medioambiental y el consumo responsable de recursos.

Es por eso que la responsabilidad ambiental de una empresa no se puede tomar a la ligera y debe ser parte de su estrategia general del negocio. No solo a través de los jardines corporativos o el jardín en la oficina, sino a las prácticas empresariales que van encaminadas al cuidado medioambiental, reutilizando y reciclando sus materias primas, apostando por energías renovables, proponiendo e implementando medidas para reducir el consumo de agua y planteando una implementación para la reposición ambiental con relación a sus gastos.

Ahora, si te han encantado los beneficios, corre a compartirlos con tu jefe o implementarlos en tu propia empresa. Los resultados se van a ver reflejados en la utilidad y el rendimiento general y las opciones de los diferentes tipos de jardines son infinitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *